Las mejores bibliotecas de Madrid

Si deseas emprender un viaje remoto a antiguas historias, dar vida a escenarios de películas, contemplar grandes anécdotas y simplemente vivir una experiencia agradable mientras te nutres de conocimiento el sitio ideal son las bibliotecas.

Por eso, para esas personas que visitar una biblioteca significa más que pasar un rato de estudio o tomar prestado un libro, te presentamos las mejores bibliotecas de Madrid donde sin duda alguna podrás disfrutar momentos de placer al leer un libro.

Biblioteca Nacional de España

Es considerada la biblioteca más emblemática de Madrid, la cual durante más de tres siglos de historia ha sido sede de más de 30 millones de documentos muy importantes que en la actualidad muchos se custodian en la sede de Alcalá de Henares.

Esta biblioteca fue fundada en el año 1712 por Felipe V, quien fue el primer Borbón en ocupar el trono español, fue creada con la principal función de almacenar sus colecciones y  libros que fueran confiscados a los nobles de apoyaban a los Austrias en la guerra de Sucesión.

Como privilegio de la realeza todos los impresores debían almacenar en esta institución un ejemplar de cada uno de los libros que fueran impresos en toda España. Hasta el año 1836 que dejo de ser propiedad de la corona cambiando su condición de Real Biblioteca Pública a Biblioteca Nacional.

Su condición de emblemática es reconocida porque es sede de documentos como el Códice de Metz del siglo IX, Las Etimologías de San Isidoro del siglo IX, una Biblia Pauperum del siglo XV y el Catholicon de Johannes Balbus del siglo XV.

Biblioteca de las Escuelas Pías

Las escuelas Pías de San Fernando tienen origen en el siglo XVIII, mediante la construcción de una iglesia y un colegio los cuales fueron creados con la función principal de ofrecer estudios a los niños de las clases más humildes y así otorgarles una educación digna.

Cumplieron su función hasta el transcurso de la Guerra Civil donde ambas construcciones fueron saqueados e incendiados. Convirtiendo así estos edificios en ruinas las cuales permanecieron en estado de abandono durante más de medio siglo.

En el año 2001 y 2004 se inició su reconstrucción dirigida por el arquitecto José Ignacio Linazasoro, elaborando la reconocida biblioteca Universitaria del Centro Asociado de la UNED donde también integro la construcción de un aulario de nueva planta.    

Biblioteca del Senado

Esta obra construida sobre el claustro de un antiguo convento fue creada por el arquitecto Emilio Rodríguez Ayuso, basándose en un estilo neogótico inglés. Cuenta con una decoración que fue inspirada en fachada del Parlamento Británico en Londres.

En la actualidad la biblioteca del Senado cuenta con una apariencia parecida a la biblioteca de Hogwarts, ya que gracias a todos sus documentos y adquisiciones las personas que son fan de Harry Potter se sentirán como si estuviesen en sus instalaciones.

Ofrece un catálogo centrado en documentos jurídicos y políticos, compuesto por más de 307,000 volúmenes, entre los cuales destacan una docena de incunables, 385 libros del siglo XVI, 357 manuscritos, 181 obras musicales, 183 láminas y grabados, además de docenas de mapas.

 Biblioteca del Casino de Madrid

Sus instalaciones fueron inauguradas oficialmente en el año 1910, ubicada actualmente en la calle Alcalá, en la sede del Casino de Madrid. Construida por la cerrajería de Bernardo Asins, donde se elaboraron todos sus estantes y escalerillas de hierro que integran la sala que la protege de incendios.

A pesar de que esta espectacular biblioteca es una de los más desconocidos atractivos situados en el Casino de Madrid, sin duda alguna es una de las mejores bibliotecas de Madrid que a lo largo de sus instalaciones alberga un estilo neogótico.

La biblioteca del Casino de Madrid cuenta con librerías corridas a lo largo de las paredes norte, este y sur de la sala. Además, ofrece una galería de servicio para los estantes superiores, a la cual se ingresa mediante una escalera de hélice camuflada en el ángulo noreste de la sala.

Ofrece un catálogo de más de 40.000 volúmenes, los cuales todos están informatizados, sus instalaciones conservan primeras ediciones de grandes obras de autores reconocidos como Pío Baroja, Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno o Gabriel Miró.

Biblioteca de la Real Academia Nacional de Medicina

La Real Academia Nacional de Medicina está ubicada a pocos metros del Palacio Real. En sus instalaciones alberga su biblioteca la cual es una de las grandes joyas del patrimonio cultural más desconocido por los madrileños, pero sin duda alguna una de las mejores de todo Madrid.

La Biblioteca de la Real Academia Nacional de Medicina es una obra que fue construida en el año 1910, contando con un presupuesto inicial de 15.000 pesetas que a lo largo de su elaboración este presupuesto iría terminando superando las 25.000 pesetas.

Cuenta con estanterías, elaboradas de metal pintado dando apariencia de ser madera, contemplan un catálogo de más de 100.000 volúmenes, el más antiguo de 1504, que sin duda alguna la convierten en la biblioteca más destacada para realizar búsquedas en retrospectivas.

Biblioteca del Ateneo

Esta institución fue creada en el año 1835 durante los vientos liberales, siendo una obra impulsada por intelectuales reconocidos como el Duque de Rivas, Salustiano Olózaga, Mesonero Romanos o Alcalá Galiano. Cuenta con un acceso ilimitado, ya que solo está permitido a socios e investigadores acreditados.

Cuenta con un amplio catálogo el cual está formado por alrededor de 350.000 volúmenes, los cuales la Biblioteca del Ateneo los distribuye a lo largo de cuatro salas grandes y variadas salas.

Posee una de las más completas colecciones de folletos, monografías y publicaciones periódicas del siglo XIX y primer tercio del XX. Tratándose así del mayor tesoro guardado por el ateneo Científico, Literario y Artístico.

Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

La Real Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial es una de las más espectaculares y valiosas de todo Madrid y sin duda alguna de toda España, Fundada en el siglo XVI por Felipe II.

Su creación se dio mediante la colaboración y asesoramiento de grandes humanistas de la época, con el fin de almacenar en estas instalaciones elementos que ayudaran a convertirlo en una casa de estudio de trabajo científico.

En la actualidad, cuenta con más de 40.000 ejemplares, entre los que destacan más de 600 incunables y alrededor de 1.400 manuscritos de códices latinos, como el De baptismo parvulorum.

Otras entradas que te pueden interesar

¿Eres profesional o tienes una empresa en Madrid?